Si tienes un negocio próspero y ciertas aspiraciones de hacer crecer tu empresa, probablemente, te estés planteando la pregunta de por qué franquiciar. ¿Qué beneficios tiene para ti como empresario, para tu empresa y para tu marca? y, lo que es más importante si cabe, ¿qué obligaciones y responsabilidades estarás asumiendo si decides tener franquiciados?.

¿Las tendencias del mercado me obligan a franquiciar?

Hoy en día se dan una serie de circunstancias en el mercado español que parecen presionar al empresario independiente para crecer y reinventarse en términos de marca y creación de procesos profesionales.

Algunos de estos indicadores son los siguientes:

  • Aumento de la presencia de marcas extranjeras en nuestras calles.
  • Necesidad de profesionalizar los puntos de venta: los comercios deben ganar en productividad y eficiencia para poder competir con las marcas establecidas.
  • La fuerza de marca como clave para el éxito en el retail.
  • El cliente empieza a valorar la experiencia de compra por encima de todo. Incluso del precio.

Las pymes con dos o tres centros operativos en marcha deben ponerse al día si quieren competir en condiciones fuera de su barrio. Para ellas, la franquicia se constituye como una estrategia ideal ya que, sin la fuerte inversión que supone la apertura de más centros propios, logra alcanzar la presencia y la excelencia productiva en un plazo más o menos corto de tiempo.

¿Cómo la franquicia me ayuda para hacer crecer mi empresa?

Como ya hemos visto, franquiciar nuestro negocio es una buena estrategia para afrontar los retos de la nueva economía y la globalización de los mercados.

La creación de un proyecto de franquicia para su empresa supone un cambio estratégico y de funcionamiento desde varios aspectos de su negocio. Estos cambios van a situar a su empresa en predisposición, no solo de poder ceder franquicias sino de obtener una mayor eficacia comercial y de control de su modelo de negocio.

Algunos de estos aspectos son los siguientes:

  • Mejora de la imagen corporativa y utilización estratégica del marketing para captar más clientes.
  • Gestión empresarial: a través de la mejora de todos los procesos obtenemos mayor rendimiento y sencillez operativa.
  • Mejor capacidad de adaptación a los cambios y a las necesidades del consumidor.

Se ve pues como la franquicia utiliza la potencialidad del pequeño comercio, combinada con  el conocimiento del mercado, la profesionalización de los procesos y la utilización de las herramientas de gestión empresarial de las grandes corporaciones, pero adaptadas a las pymes y micropymes.

¿Qué supone franquiciar mi empresa?

Franquiciar una empresa tiene múltiples ventajas como el poder de negociación con los distintos proveedores gracias a las economías de escala y el hecho de ser una fórmula que permite el desarrollo de la actividad de forma rápida con inversión ajena.

No obstante, el empresario debe tener en cuenta que pasar su negocio a un formato de franquicia le va a suponer un desembolso importante , a parte de la complejidad de trato con sus futuros franquiciados en su calidad de empresarios independientes.

La creación de un proyecto de franquicia puede variar mucho dependiendo del grado de complejidad del modelo de negocio a franquiciar, en este sentido no es lo mismo franquiciar un restaurante con todas sus referencias que franquiciar una empresa de servicios de limpieza, por poner un ejemplo.

Generalmente, una consultora de franquicias como la nuestra comienza cin un estudio previo del modelo de negocio para observar el punto de partida sobre el que se ha de trabajar, igualmente la situación inicial de la empresa también influye directamente en el presupuesto de creación de la franquicia.

Tras esta primera fase de análisis se procede con la transcripción del modelo de negocio con el objeto de pasar a papel sus aspectos más importantes que lo hacen funcionar. Es en este punto de conceptualización del sistema de trabajo donde nosotros proponemos al empresario ciertas mejoras a nivel empresarial con el objetivo de estandarizar el modelo y/o potenciar su rentabilidad.

Con estos aspectos definidos procedemos a la creación del estudio de viabilidad económica de la franquicia, fruto del cual se van a definir, entre otras cosas, las condiciones de franquicia para los franquiciados, canon de entrada y royalties.

Posteriormente se realizan los manuales de franquicia que irán dirigidos a los nuevos franquiciados que decidan entrar a trabajar bajo el paraguas de nuestra marca. Generalmente son el Manual Operativo del Sistema de la franquicia, Manual de gestión financiera, Manual de marketing, Manual de gestión de personal y el Manual de Marca o de Identidad Corporativa

Para terminar se diseña la estructura jurídica de la franquicia, creando el contrato de franquicia adaptado a la misma y el Dossier de Información Precontractual .

¿Qué requisitos debo cumplir como franquiciador?

El franquiciador es propietario de un sistema de negocio y lo decide ceder temporalmente después de haberlo experimentado con éxito.

Para crear una franquicia, el empresario que quiere convertirse en franquiciador debe analizar si su empresa puede hacer frente al proyecto, si su estructura se lo permite y si, como responsable de su negocio, tendrá capacidad, tiempo y fuerza para sacar su proyecto de franquicia adelante.

Un franquiciador debe tener capacidad de inversión y disposición para transmitir el modelo de negocio. Esto requiere lógicamente que la empresa este en funcionamiento, que sea rentable. Además deberá estar más o menos consolidada y no ha de ser un modelo de negocio demasiado complejo para que pueda ser transmitido con ciertas garantías y en un plazo de tiempo reducido.

La llegada de los primeros franquiciados

Pero, aún teniendo todo lo anterior en perfecto orden, donde un franquiciador realmente se la juega es el la captación y gestión de sus primeros franquiciados. Cómo conseguir franquiciados, cómo seleccionarlos y, sobre todo, cómo trabajar con ellos una vez estén dentro de mi franquicia para evitar conflictos; son aspectos extremadamente complejos que requieren una intervención profesional y mucha experiencia.

El franquiciado no es otra cosa que un empresario que ha decidido integrarse en una red de franquicias aceptando el modelo de negocio que su franquiciador le transmite y manteniendo una estrecha colaboración con el mismo con el objeto de apostar por un proyecto que es común a ambos.

Por lo tanto, todo franquiciado debe tener una serie de características específicas como son la capacidad de integración en un sistema que por su propia naturaleza es (y debe ser) rígido y estructurado. Pero también ha de tener predisposición para el aprendizaje constante y para aceptar las reglas del juego establecidas por la empresa franquiciadora.

En ASESOR FRANQUICIA podemos ayudarte para construir tu proyecto de franquicia con todas las garantías. Sólo tienes que ponerte en contacto con nosotros y pedirnos una valoración sin compromiso.

 

 

 

Cuando se habla de servicios de asesoramiento en relación con las franquicias siempre se hace referencia a la figura del franquiciado, es decir la persona que decide emprender con una franquicia, y casi nunca se mencionan las ventajas de este servicio de cara al franquiciador, sobretodo en el inicio de su actividad.

Asesoramiento para franquiciar un negocio en fase inicial de proyecto.

Entre nuestros clientes hemos observado una tendencia importante hacia el interés por la capacitación en la gestión de su franquicia. Es decir, no sólo buscan adquirir la documentación relativa al proyecto de franquicia e imprescindible para franquiciar sus negocios, además quieren saber, convertirse en expertos para estar lo más capacitados posible a la hora de gestionar su oficina franquiciadora y de atender las necesidades de sus futuros franquiciados.

Es por ello que nos hemos decidido a incluir una variable en nuestros servicios de consultoría de franquicias a la que llamamos FRANCHISE BUSINESS ESSENTIALS  y que consiste precisamente en eso, un programa de asesoramiento para franquiciar un negocio dirigido a que éstos obtengan el máximo conocimiento de los factores que definen el éxito de las franquicias.

¿Cómo lo hacemos?

mentoring franquiciar un negocio

Asignamos un consultor  experimentado al cliente para guiarle, brindarle compañía, apoyo y motivación extra para el desarrollo de su  proyecto de franquicia. El objetivo es capacitarle como  experto en gestión de franquicias a través de un servicio de mentoría personalizado.

La mentoría continúa hasta 1 año para que nos pueda consultar lo que necesite y siempre se vea apoyado en el camino de la franquicia.

Las ventajas de contar con un asesor para tu nueva franquicia

– El cliente es testigo de primera mano de todos los pasos que hay que desarrollar para crear su nueva franquicia

– Se hace, al tiempo, un experto en franquicia dominando cada fase de la gestión de las mismas y siendo un futuro franquiciador más capacitado.

– Se evitan los temidos conflictos con los franquiciados.

– Mayor rentabilidad y crecimiento de la franquicia

– Autonomía para la toma de decisiones.

– Fuerza de marca y mejor percepción en el mercado.

– Diferenciación frente a la competencia.

Si te interesa este servicio, no tienes más que ponerte en contacto con nosotros a través de este formulario.

Contacto

Contacto

CONTACTO 👇