La franquicia y tú. ¿Hacéis buena pareja?

, ,
que es una franquicia

Poseer un negocio propio es una perspectiva desafiante y emocionante, y cada vez más personas sueñan con evitar el empleo precario y ponerse por su cuenta.

No es de extrañar – ser un empresario ofrece una mayor libertad, responsabilidad personal y posible recompensa financiera que trabajar como empleado.

Sin embargo, contra estas ventajas viene el riesgo, ¡y mucho! Según la Confederación Española del Comercio, sólo entre el 20 y el 30 por ciento de las pequeñas empresas sobreviven a los primeros cinco años.

Poseer y operar una franquicia es otra manera de tener tu propia empresa. Serás un empresario independiente como cualquier otro , pero estarás asociado con una marca y podrás seguir un marco establecido, uno que ha demostrado ya ser exitoso.

…PERO NO TODO EL MONTE ES ORÉGANO

Hay aspectos positivos y negativos en el hecho de convertirse en un franquiciado. A algunas personas les encanta estar en un ambiente semiestructurado con reglas y reglamentos establecidos y técnicas para guiarlas en el día a día del negocio, y para otras personas ese mismo ambiente puede ser sofocante y pueden sentirse “atados” en su creatividad.

 

¿Quieres encontrar una franquicia de éxito y no sabes por dónde empezar?

asesoramiento de franquiciasCon nuestra caja de herramientas para emprendedores en franquicia tendrás todo lo que necesitas para invertir seguro y con total conocimiento.

Además, alguno puede ser que no vea las ventajas de tener que contribuir con parte de sus beneficios (royalties o regalías de franquicia) a la central de franquicias.

Por otra parte, la mayoría de la gente entiende que estar asociado con una marca reconocida puede ayudar a compensar el riesgo normalmente asociado con el inicio de un nuevo negocio.

Además de ser capaz de aceptar los pros y contras de poseer una franquicia, esta forma específica de emprendimiento requiere un cierto tipo de personalidad

El franquiciado ideal es optimista y apasionado con su proyecto, disfruta de autodisciplina, una naturaleza concienzuda, y tiene un fuerte deseo de seguir aprendiendo y creciendo.

Él o ella también necesita confianza en sí mismo y ser capaz de tomar riesgos calculados. Poseer una franquicia requiere igualmente de una alta capacidad de adaptación a los cambios, y resiliencia para hacer frente a las situaciones difíciles que surgen en cualquier negocio.

Además, un franquiciado debe tener don de gentes y estar formado en cómo crear y mantener un ambiente laboral sano y motivador, tratando a empleados y colaboradores potenciales siguiendo, al menos, los estándares legales y éticos.

¿Cómo saber si la franquicia es lo tuyo?

Muchas personas se lanzan a la franquicia sin saber en profundidad cómo funcionan. (Más del 50% según hemos comprobado en nuestro último informe publicado en los medios este mismo mes).

Además, el 60% es la primera vez que emprenden y no tienen conocimientos previos de gestión empresarial. Este batido puede llevarnos al fracaso en nuestro emprendimiento.

Así que el primer paso ha de ser formarse para entender bien cómo funcionan las franquicias y tener nociones acerca de la gestión y administración empresarial y en la dirección de personas.

ASESORES DE FRANQUICIAS

 

El segundo paso, una vez que se sabe en profundidad en qué consiste una franquicia, es conocerse a uno mismo en los siguientes términos:

¿Hasta qué punto tienes capacidades para manejar empleados?.

¿Tienes facilidad para tomar el control y liderar a otros de manera efectiva para guiarlos hacia el logro de los objetivos?.

Y otras cuestiones que provienen más de la personalidad como:

Capacidad de adaptación a los cambios inesperados.

Ánimo de aprender y de mejorar constantemente.

Iniciativa

Habilidad con las nuevas tecnologías.

Si tienes objetivos elevados para tí mismo o tiendes a ser más complaciente..

En tercer lugar, has de analizar el sector adecuado para ti, no todos los sectores se adaptan a todo el mundo o viceversa.

Hay factores como el tiempo disponible para el negocio, la capacidad de dirigir personas, el capital disponible para invertir, el rango de tolerancia al riesgo..que te van a predisponer necesariamente a uno u otro sector.

Como cuarto paso, una vez elegido el sector, debes hacer una comparativa entre las diferentes marcas de franquicia que lo representan. Para ello has de manejar una herramienta que utilice los criterios comparativos más importantes.

En nuestra caja de herramientas para los que buscáis una franquicia facilitamos una eficaz herramienta que te ayudará en este sentido y en muchos más de este proceso de análisis.

Finalmente viene la fase de ponerse en contacto con la franquicia o franquicias elegidas. Para ello, debes prepararte bien las preguntas que les va a hacer. Aquí puedes descargarte gratis la guía definitiva del comprador de franquicias.

Hay cuatro cosas que debes tener a estas alturas de tu análisis:

  1. El dossier de difusión de franquicia o dossier de información precontractual
  2. Un borrador de contrato de franquicia
  3. Un plan de negocio tipo de una unidad franquiciada
  4. Al menos 5 contactos de franquiciados en activo

Analizar cada uno de estos recursos puede exigirte que cuentes con la ayuda de profesionales. Muchas gente no lo hace curiosamente y luego vienen los problemas…

Ir a nuestra caja de herramientas para emprendedores en franquicia

Nada más, ya sabes que puedes contar con nuestra ayuda para cada una de las fases que te hemos manifestado en este artículo. Ponte en contacto con nosotros y cuéntanos, estamos deseando conocerte.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario