asesores-franquicias

¿POR QUÉ HAY QUE HACER UN PLAN DE DESARROLLO ANTES DE PONERSE A FRANQUICIAR?


Antes de empezar a ofrecer franquicias es fundamental hacer una correcta planificación estratégica de la misma.

Con mucha frecuencia, las franquicias que crecen sin control o sin prever los posibles conflictos que ello conlleva acaban fracasando en su proyecto. Lo que generalmente arrastra al negocio matriz.

De hecho, muchos franquiciadores cometer el error de copiar simplemente  la estructura de franquicia de sus competidores y así entrar en el complejo mundo de la franquicia. Lo que se suele alegar es que “si ha funcionado para ellos, que debería funcionar para mí.”

Los problemas con este enfoque son tres.

1.-En primer lugar, este enfoque supone que oferta de franquicia del nuevo franquiciador debe ser similar a la oferta de sus competidores. Por desgracia, “yo también” no es una estrategia. A menudo, es una receta para el desastre. Un nuevo franquiciador debe distinguirse de sus competidores con el fin de atraer a un comprador de franquicia que tiene que elegir entre ellos y sus rivales más establecidos. Esta diferencia puede venir en la forma de la oferta de los consumidores, la comercialización de la franquicia, el apoyo de la franquicia y la formación, o la estructura de la franquicia.

2.-En segundo lugar, este enfoque supone que incluso si se implementa una estrategia similar, los recursos de ambas organizaciones son similares. Cada organización se halla en un punto diferente – con diferentes fortalezas y debilidades. Salir al mercado compitiendo con las mismas armas que una franquicia establecida puede ser un gran error.

3.-En tercer lugar, este enfoque asume que los competidores de un nuevo franquiciador hicieron todo bien a la primera. ¿Y si se puede hacer todo mucho mejor desde el principio? , tomar las correctas apoyados por la experiencia tiene un reflejo directo en la rentabilidad y en el adecuado crecimiento.

Un error de un solo punto porcentual en una franquicia puede costar miles de euros. ¿Cómo?

Consideremos el siguiente ejemplo:

Un franquiciador espera que los ingresos medios por unidad de sus potenciales franquiciados serán de 500.000 € y espera vender 10 franquicias en el primer año. Pero en lugar de cobrar un royalty del 6%, optaron por 5%.

¿No parece un gran error, verdad? Simplemente significa que el franquiciador ingresará 5,000 € menos al año en una sola franquicia. Pero en la franquicia, estamos hablando de un crecimiento exponencial, y este error se pueden multiplicar 100 veces o más a lo largo del tiempo.

Otras cuestiones estratégicas a decidir cuando se empieza una franquicia son:

Las cuotas publicitarias
El coste de mantenimiento del sistema informático
Márgenes de los productos
Tipo de franquicia que ofrece (individual, el desarrollo de zonas, representante de área, etc.)
Estructura organizativa
Estructura de compensación
Estrategia de crecimiento geográfico
Los derechos territoriales proporcionados a los franquiciados
Las reservas de derechos para el franquiciador…..

Descubre ahora nuestro método de seis pasos para el desarrollo de nuevas empresas franquiciadoras.