Entradas

Si tienes un negocio próspero y ciertas aspiraciones de hacer crecer tu empresa, probablemente, te estés planteando la pregunta de por qué franquiciar. ¿Qué beneficios tiene para ti como empresario, para tu empresa y para tu marca? y, lo que es más importante si cabe, ¿qué obligaciones y responsabilidades estarás asumiendo si decides tener franquiciados?.

¿Las tendencias del mercado me obligan a franquiciar?

Hoy en día se dan una serie de circunstancias en el mercado español que parecen presionar al empresario independiente para crecer y reinventarse en términos de marca y creación de procesos profesionales.

Algunos de estos indicadores son los siguientes:

  • Aumento de la presencia de marcas extranjeras en nuestras calles.
  • Necesidad de profesionalizar los puntos de venta: los comercios deben ganar en productividad y eficiencia para poder competir con las marcas establecidas.
  • La fuerza de marca como clave para el éxito en el retail.
  • El cliente empieza a valorar la experiencia de compra por encima de todo. Incluso del precio.

Las pymes con dos o tres centros operativos en marcha deben ponerse al día si quieren competir en condiciones fuera de su barrio. Para ellas, la franquicia se constituye como una estrategia ideal ya que, sin la fuerte inversión que supone la apertura de más centros propios, logra alcanzar la presencia y la excelencia productiva en un plazo más o menos corto de tiempo.

¿Cómo la franquicia me ayuda para hacer crecer mi empresa?

Como ya hemos visto, franquiciar nuestro negocio es una buena estrategia para afrontar los retos de la nueva economía y la globalización de los mercados.

La creación de un proyecto de franquicia para su empresa supone un cambio estratégico y de funcionamiento desde varios aspectos de su negocio. Estos cambios van a situar a su empresa en predisposición, no solo de poder ceder franquicias sino de obtener una mayor eficacia comercial y de control de su modelo de negocio.

Algunos de estos aspectos son los siguientes:

  • Mejora de la imagen corporativa y utilización estratégica del marketing para captar más clientes.
  • Gestión empresarial: a través de la mejora de todos los procesos obtenemos mayor rendimiento y sencillez operativa.
  • Mejor capacidad de adaptación a los cambios y a las necesidades del consumidor.

Se ve pues como la franquicia utiliza la potencialidad del pequeño comercio, combinada con  el conocimiento del mercado, la profesionalización de los procesos y la utilización de las herramientas de gestión empresarial de las grandes corporaciones, pero adaptadas a las pymes y micropymes.

¿Qué supone franquiciar mi empresa?

Franquiciar una empresa tiene múltiples ventajas como el poder de negociación con los distintos proveedores gracias a las economías de escala y el hecho de ser una fórmula que permite el desarrollo de la actividad de forma rápida con inversión ajena.

No obstante, el empresario debe tener en cuenta que pasar su negocio a un formato de franquicia le va a suponer un desembolso importante , a parte de la complejidad de trato con sus futuros franquiciados en su calidad de empresarios independientes.

La creación de un proyecto de franquicia puede variar mucho dependiendo del grado de complejidad del modelo de negocio a franquiciar, en este sentido no es lo mismo franquiciar un restaurante con todas sus referencias que franquiciar una empresa de servicios de limpieza, por poner un ejemplo.

Generalmente, una consultora de franquicias como la nuestra comienza cin un estudio previo del modelo de negocio para observar el punto de partida sobre el que se ha de trabajar, igualmente la situación inicial de la empresa también influye directamente en el presupuesto de creación de la franquicia.

Tras esta primera fase de análisis se procede con la transcripción del modelo de negocio con el objeto de pasar a papel sus aspectos más importantes que lo hacen funcionar. Es en este punto de conceptualización del sistema de trabajo donde nosotros proponemos al empresario ciertas mejoras a nivel empresarial con el objetivo de estandarizar el modelo y/o potenciar su rentabilidad.

Con estos aspectos definidos procedemos a la creación del estudio de viabilidad económica de la franquicia, fruto del cual se van a definir, entre otras cosas, las condiciones de franquicia para los franquiciados, canon de entrada y royalties.

Posteriormente se realizan los manuales de franquicia que irán dirigidos a los nuevos franquiciados que decidan entrar a trabajar bajo el paraguas de nuestra marca. Generalmente son el Manual Operativo del Sistema de la franquicia, Manual de gestión financiera, Manual de marketing, Manual de gestión de personal y el Manual de Marca o de Identidad Corporativa

Para terminar se diseña la estructura jurídica de la franquicia, creando el contrato de franquicia adaptado a la misma y el Dossier de Información Precontractual .

¿Qué requisitos debo cumplir como franquiciador?

El franquiciador es propietario de un sistema de negocio y lo decide ceder temporalmente después de haberlo experimentado con éxito.

Para crear una franquicia, el empresario que quiere convertirse en franquiciador debe analizar si su empresa puede hacer frente al proyecto, si su estructura se lo permite y si, como responsable de su negocio, tendrá capacidad, tiempo y fuerza para sacar su proyecto de franquicia adelante.

Un franquiciador debe tener capacidad de inversión y disposición para transmitir el modelo de negocio. Esto requiere lógicamente que la empresa este en funcionamiento, que sea rentable. Además deberá estar más o menos consolidada y no ha de ser un modelo de negocio demasiado complejo para que pueda ser transmitido con ciertas garantías y en un plazo de tiempo reducido.

La llegada de los primeros franquiciados

Pero, aún teniendo todo lo anterior en perfecto orden, donde un franquiciador realmente se la juega es el la captación y gestión de sus primeros franquiciados. Cómo conseguir franquiciados, cómo seleccionarlos y, sobre todo, cómo trabajar con ellos una vez estén dentro de mi franquicia para evitar conflictos; son aspectos extremadamente complejos que requieren una intervención profesional y mucha experiencia.

El franquiciado no es otra cosa que un empresario que ha decidido integrarse en una red de franquicias aceptando el modelo de negocio que su franquiciador le transmite y manteniendo una estrecha colaboración con el mismo con el objeto de apostar por un proyecto que es común a ambos.

Por lo tanto, todo franquiciado debe tener una serie de características específicas como son la capacidad de integración en un sistema que por su propia naturaleza es (y debe ser) rígido y estructurado. Pero también ha de tener predisposición para el aprendizaje constante y para aceptar las reglas del juego establecidas por la empresa franquiciadora.

En ASESOR FRANQUICIA podemos ayudarte para construir tu proyecto de franquicia con todas las garantías. Sólo tienes que ponerte en contacto con nosotros y pedirnos una valoración sin compromiso.

 

 

 

No es posible hablar de franquicia sin hablar del Know How. La esencia de la franquicia no es otra que la experiencia acumulada el conocimiento adquirido, los cuales son los activos más importante de la empresa, en tanto en cuanto, tienen capacidad de réplica.

Además, el nuevo franquiciador debe saber reproducir y estandarizar toda esa experiencia acumulada y para ello debe asumir que habrá unos costes para hacer franquicias de su negocio con la máxima viabilidad posible.

Know How: Saber cómo hacerlo

La franquicia ha permitido poner al alcance de los emprendedores la posibilidad de invertir en un negocio de demostrado éxito.

Cuando has tenido éxito en tu empresa, has aprendido cómo hacerlo para repetir ese éxito y esa sabiduría vale mucho dinero, claro está.

El know how contiene por lo tanto ese conocimiento, ya estructurado y con todos los manuales y «recetas» puestas a disposición de los franquiciados, a cambio de un pago (Canon de entrada de la franquicia).

La transferencia de tecnología y Know How. Una gran ayuda para el nuevo emprendedor.

Que una franquicia nos proporcione de forma relativamente inmediata todos sus conocimientos tecnológicos y procedimentales nos aporta, por tanto, un gran ahorro de esfuerzo, tiempo y dinero.

Sin embargo, este know how es sólo uno de los componentes que hace atractiva una franquicia. La cosa va mucho más lejos…

Aspectos como una ventajosa gestión en la compra de los productos, lo que hace a nuestra empresa mucho más competitiva y, por lo tanto, atractiva para el consumidor final; los beneficios de trabajar bajo una marca cuidada y conocida y el apoyo que, a posteriori, hace el franquiciador al franquiciado durante toda la vida del negocio son sólo algunos ejemplos.

Naturaleza de la Información contenida en el Know How.

A los conocimientos que encierra el know how se les califica como información secreta o confidencial y por lo tanto se regulan por la normativa jurídica que protege el secreto industrial.

Esta información confidencial que las franquicias transmiten a través de su know how puede ser de carácter financiero, económico, comercial y/o procedimental o estratégico. Pero debe siempre cumplir el requisito fundamental de que suponga una clara ventaja para el que lo recibe.

Este mismo carácter oculto es lo que proporciona una situación privilegiada al franquiciado – que va a disponer de algo que le cede su franquicia – algo que sus competidores no pueden utilizar porque lo desconocen.

La falta de divulgación es, por tanto, la base de que la información acumulada por una empresa pueda entenderse como know how franquiciable.

La protección del Know How de una franquicia.

Como hemos visto antes, para que el know how se entienda como tal y por lo tanto sea objeto de protección, debe cumplir una serie de requisitos, como son:

  • Que la información sea secreta: es decir, que no sea generalmente conocida o de fácil acceso por cualquiera.
  • Que tenga un valor comercial, precisamente por ser secreta.
  • Que la misma este materializada en soportes tangibles, sobre los que el propietario de los mismos haya realizado esfuerzos para mantenerlos con carácter confidencial.

Contraprestación económica por cesión del Know How: Canon de entrada de la franquicia.

El franquiciado, como beneficiario de la cesión del know how de la franquicia, tiene la obligación de abonar una contraprestación económica que se denomina canon de entrada.

Aunque es posible, y de hecho se da con relativa frecuencia, que haya una cesión de know how gratuita (La jurisprudencia parece que se inclina a que ello no afecta a la validez del contrato de franquicia); mi opinión es que es contraproducente ya que estamos dejando sin valor lo que es una de las principales, sino la principal, ventaja de cualquier franquicia cual es su «saber hacer».

Si su negocio es fuerte y próspero, el siguiente paso será expandirlo. Abrir nuevas ubicaciones propias es mucho trabajo, y se necesita tiempo y energía para hacerlo bien, razón por la cual muchos empresarios están recurriendo a las franquicias

En una serie de apartados a continuación tienes a tu disposición la información más amplia sobre las pautas para franquiciar y la circunstancias más importantes a tener en cuenta en el proceso:

Las 12 ventajas más importantes DE FRANQUICIAR una empresa o negocio.

1. Capital
Los franquiciados utilizan su propio capital, el franquiciador no tiene prácticamente ninguna inversión a nivel de construcción de la unidad, aunque si se debe invertir en la creación de la central que dará servicio a las franquicias: 

 

2. Retorno de la Inversión
A causa de esta menor inversión, retorno de la inversión será significativamente mayor.

3. La reducción de riesgos
Sin capital invertido en las unidades, el riesgo se reduce sustancialmente.

4. Pasivo inmovilizado limitado
El franquiciador no firma contratos de arrendamiento, financiación, etc., y por lo tanto se expandirá con pasivo inmovilizado limitado.

5. Velocidad de crecimiento
Gracias al tiempo y el esfuerzo del franquiciador y de sus franquiciados, un franquiciador puede crecer mucho más rápido y aumentar la notoriedad de su marca sin tener que aumentar la plantilla.

6. Gestión altamente motivada

La motivación que puede tener un franquiciado a la hora de trabajar para su negocio es mucho mayor que la que pueda obtenerse de un asalariado.

7. Control de calidad
Franquiciados en general, suelen exigir de sus franquiciadores altas cotas de calidad en los productos de venta así como sistemas de gestión cada vez más avanzados.

8. Tratamiento a largo plazo
El franquiciador puede invertir en la formación a largo plazo de sus franquiciados, ya que es poco probable que se vayan a corto plazo.

9. Rendimiento de la unidad
Las tiendas franquiciadas en general, superan a las tiendas propiedad de la compañía en términos de volumen de ventas.

10. Construcción de Marca

Esta capacidad de crecer de la organización potenciará considerablemente el reconocimiento de su marca por parte del consumidor final. Lo que redundará en beneficio de todos.

11. Publicidad
Franquiciados a menudo contribuyen a una publicidad común y a lo que se llama fondo de promoción. Este fondo será utilizado para promover la marca bajo la dirección del franquiciador.

12. Internacional
La expansión internacional se hace más fácil, más rápida, y lleva mucho menos riesgo ya que un socio local se ve involucrado en la estrategia.

Las ventajas de franquiciar son significativas, si bien se debe asumir que el empresario se encuentra ante una gran responsabilidad así como tomar consciencia de que no existe el camino fácil ni barato si se quieren alcanzar las grandes ventajas de franquiciar antes citadas.

La mayoría de los franquiciadores utilizan paralelamente a su expansión en franquicia, una estrategia de apertura de unidades propias, con lo que las sinergias aplicables alcanzan su máximo esplendor.

Cuando ya hemos tomado la decisión de crear una franquicia, hay determinadas gestiones que debemos realizar para que todo salga bien y se logren alcanzar los objetivos marcados a medio y largo plazo:

crear franquicias de un negocio

Los 5 requisitos más importantes para poder franquiciar su empresa:

1. Calidad

Si la calidad es importante para cualquier negocio que quiera prosperar, cuando se empieza a franquiciar la calidad es un aspecto innegociable.

El producto, además de ser de una calidad optima, tiene que conservar dicha calidad de forma estandarizada en todos los puntos de venta. Lo que es todo un reto en el caso de la restauración, por ejemplo.

2. Experiencia

Los negocios deben estar un tiempo funcionando antes de salir al mercado de la franquicia. Al menos un local debe estar abierto durante al menos un par de años, aunque lo ideal sería que hubiese más de un local propio, por ejemplo uno en calle y otro en centro comercial.

3. Formación

La capacidad de una empresa a la hora de formar a los futuros franquiciados es una cuestión que hay que trabajar de forma sólida y constante.

La formación de un franquiciado no debe nunca limitarse a los conceptos básicos para abrir un local, esas típicas dos semanas. 😒

▶ La formación debe ser constante, actual, rápida y eficaz. Que promueva el sentimiento de equipo, genere valor en el tiempo y fomente la auto gestión del franquiciado pero con el mismo objetivo que el resto de la empresa.

 

4. Sencillez operativa

Si el modelo de negocio requiere algún tipo de habilidad difícil de transmitir o estandarizar, se deben poner en marcha los mecanismos de re estructuración que permitan transmitir al inversor la sensación y la realidad de que controla su empresa en todas sus facetas.

5. Imagen Corporativa

El crecimiento en franquicia esta indivisiblemente asociado a un cuidado extraordinario de la marca, su forma de comunicar y lo que representa de cara al consumidor final.

Por ello, si se quiere franquiciar y no se tiene una imagen del todo definida ni con signos definitorios que la hagan reconocible esté donde esté, se debe considerar el hecho de invertir previamente en branding y, además, que el mismo esté manualizado en un dossier de marca.

Tenga en cuenta que…

A partir de que tiene sus primeros franquiciados, usted no puede no saber, tiene que estar un paso por delante en el mercado y reunir con cierta frecuencia a sus franquiciados para entender bien el pulso de la calle en lo que a su marca se refiere.

5. EL FRANQUICIADO, su principal aliado, nunca lo olvide: Crear una franquicia es la forma de exteriorizar la gestión de los locales para ser más eficaz en el servicio y el cuidado del cliente, en teoría esto tiene que redundar en una gestión mucho más eficaz. Pero puede ser todo lo contrario si no está en constante preocupación por la formación de sus franquiciados.

4 Motivos por los que puede fallar su proyecto de franquiciar su negocio: 😔

Pretender entrar en el mercado de la franquicia sin haber hecho antes los deberes a nivel de imagen de marca, estandarización de procesos y pulido de sistemas de manera que no quede ningún cabo suelto, es una crónica de una muerte anunciada.

Tenga en cuenta que se está embarcando en un negocio completamente nuevo en el que no tiene experiencia práctica: Las Franquicias.

Ya no está dirigiendo su negocio y capacitando a otros sobre cómo hacer lo mismo; usted es ahora el director de orquesta de lo que, espera, se convierta en una exitosa compañía nacional de franquicias.

 

La tarea no es fácil, ni es barata si se quiere hacer bien.

En este artículo expongo algunos motivos que impedirán que su proyecto de franquiciar salga adelante:

Motivo 1: Falta de tiempo.

He visto a muchas empresas fracasar y terminan enredados en el sistema legal porque nunca se comprometen completamente con su compañía de franquicias.

La gran noticia es que contratar a una empresa de desarrollo de franquicias para crear documentos legales, económicos y  de ventas y preparar su Dossier de Información precontractual es suficiente para empezar a vender franquicias.

Con una atractiva imagen de marca que transmita éxito y un buen planteamiento publicitario, lograremos casi sin ninguna duda vender nuestras primeras franquicias.

No obstante, la historia acaba de empezar y si desea convertirse en una empresa significativa y exitosa, debe apoyar a sus primeros franquiciados y asegurarse de que tengan éxito.

Es en este punto donde le conviene recordar que, si decide construir un sistema de franquicias en torno a su negocio de éxito, es como comenzar un segundo negocio de una naturaleza muy diferente al negocio que ha venido desarrollando hasta ahora.

Lo cual significa que vender sus productos o servicios a sus clientes aún requerirá mucho tiempo y esfuerzo, y encima ahora también debe encontrar tiempo para construir la infraestructura de franquicias y presentar y vender su oportunidad de franquicia.

Como esta llevando dos negocios por separado, las demandas pueden ser abrumadoras sin los socios adecuados.

cómo franquiciar una empresa

Mantener su actual trabajo a tiempo completo como dueño de su empresa y luego trabajar en su compañía de franquicias casi nunca funciona.

 

Freddy Luca. Dueño de la Franquicia Subway

Debe decidir:

Renuncie a su trabajo como gerente de su negocio o contrate a alguien para administrar el negocio de franquicias, pero reconozca que probablemente no pueda tener éxito en ambos trabajos al mismo tiempo.

Motivo 2: Baja inversión

  «Preparar un plan de negocios formal para convertir a su compañía en una compañía de franquicias es un ejercicio muy esclarecedor, ya que lo ayudará a cristalizar su pensamiento. Una vez completado, use ese documento para recaudar el dinero que seguramente necesitará para tener una oportunidad justa de éxito. Si no puede recaudar el dinero, escuche lo que el mercado le dice. No es que tengas un mal negocio, pero quizás no esté listo para la expansión nacional «. 

 


Kert Gennings de Boardwalk Fresh Burgers and Fries

Cada estrategia debe entonces ser evaluada sobre la base de las metas, objetivos, recursos y tolerancia al riesgo.

Motivo 3: No proporcionar valor a sus franquiciados

La clave para su éxito a largo plazo depende de cuán feliz se sientan sus primeros franquiciados, y si escatima gastos o no está comprometido con la idea de franquiciar su negocio, los comentarios negativos que recogerán sus nuevos candidatos a la franquicia, comprometerán seriamente su crecimiento.

Motivo 4: No haber estudiado otras opciones que puedan ser más apropiadas para su empresa.

Por último, en el supuesto de que se tenga un negocio franquiciable, el tiempo y los recursos necesarios para tener éxito, el siguiente paso debe ser determinar si franquiciar su negocio es la mejor estrategia basada en sus propias metas y objetivos personales y profesionales.

El hecho de que una empresa se pueda franquiciar no significa que deba ser franquiciada.

 

Xavier Vallhonrat. Ex presidente de la Asociación Española de Franquiciadores

Pídenos presupuesto gratuito para franquiciar tu empresa o negocio:

Contacto

 

[serptrade]